Probióticos y alimentación sana en los niños, refuerza sus defensas

Probióticos y alimentación sana en los niños

El sistema gastrointestinal de nuestros hijos está habitado por miles de millones de bacterias y, aunque os suene raro, muchas de ellas tienen la función de protegerlos frente a las infecciones externas, creando una barrera protectora. En invierno es muy habitual que esa barrera se vea debilitada debido a varios factores como las bajas temperaturas, el contacto con otros niños con procesos infecciosos, (en el colegio o guardería), o una alimentación poco cuidada.

En Nutralactis sabemos lo importante que es proteger a los más pequeños de la casa en estos meses de frío y evitar las infecciones comunes de esta época. Hoy queremos hacer especial hincapié en la importancia de llevar una alimentación sana y equilibrada que ayude a proteger las defensas de nuestros pequeños. Para conseguirlo, os ofrecemos unas pautas para los meses de invierno: alimentación sana y rica en alimentos cargados de vitaminas y minerales, y la recomendación de complementar esta dieta con probióticos.

¿Cuales son alimentos de invierno que pueden ayudarnos a protegerles contra las infecciones en estos meses?

  • Cítricos, con alto contenido en Vitamina C, como naranjas, mandarinas y pomelos.

  • Calabaza, alimento con alto contenido en vitamina A (betacaroteno) y otras vitaminas como la B y E. También contiene minerales como potasio, hierro y magnesio.

  • Zanahoria, es otro de los vegetales típicos de esta época del año que, además, contiene gran cantidad de vitaminas y minerales como la B, C y E.

  • Granada, una fruta con propiedades antioxidantes que refuerza el sistema de defensas.

Una dieta sana, equilibrada y basada en alimentos ricos en vitaminas y minerales ayudarán a mantener su sistema inmune en buen estado en las épocas de frío y prevenir así las infecciones.

¿Por qué es beneficioso que los niños complementen su dieta con probióticos?

Si además de cuidar la alimentación de los niños les damos un complemento probiótico nos aseguraremos de que tengan una barrera protectora resistente frente a las infecciones bacterianas típicas de estos meses. Los probióticos son complementos alimenticios, no medicamentos, que refuerzan su barrera defensiva frente a las infecciones externas.

Además, hay causas de fuerza mayor que rompen esa barrera como, por ejemplo, tomar antibióticos, ya que éstos eliminan todas las bacterias, tanto las que provocan la infección como las que forman la barrera. Por ello es muy importante que, después de tomar antibióticos, los probióticos restauren la barrera protectora natural del organismo de nuestros niños, y evitar que estos se vuelvan vulnerables a futuras infecciones.

Como acabamos de ver, para prevenir los resfriados, catarros y gripes de nuestros hijos en los meses de invierno, debemos cuidar su alimentación dando un protagonismo especial a las vitaminas y minerales. Así mismo, complementar su alimentación con probióticos nos ayudará a evitar las enfermedades típicas de esta época del año.


¡Descubre Nutralactis Infantis!

 complemento alimenticio probiótico para proteger las defensas de los más pequeños de la casa.

 


Comentarios

Interesante artículo. T

Añadir nuevo comentario

HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <ul> <ol> <li>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.