Introducir alimentos complementarios a nuestro bebé, ¿cuándo y cómo?

Alimentación en bebés

La alimentación de nuestro bebé es una de las cuestiones que más preocupan a las madres en los primeros meses de vida de sus pequeños. Si hemos optado por la lactancia materna, siempre nos surge la duda de cuándo y cómo debemos empezar a complementar la dieta de nuestros bebés con otros alimentos.

Hoy desde Nutralactis queremos daros una serie de consejos que os ayuden con la introducción de los alimentos al bebé. No hay una pauta exacta en este, se trata de un proceso natural de descubrimiento en el que nuestro bebé, poco a poco, irá descubriendo distintos sabores, aromas y texturas y así ir enriqueciendo las posibilidades de ampliar su alimentación de forma variada y equilibrada.

La transición de la lactancia materna exclusiva a la alimentación complementaria abarca generalmente el periodo que va de los 6 meses a los 18-24 meses de edad. Es importante mencionar que aunque el niño necesite a partir de una cierta edad otros alimentos distintos de la leche materna, ésta es el alimento más completo desde el punto de vista nutritivo y por ello la OMS recomienda que primero se ofrezca el pecho y después los otros alimentos.

Al principio, estos alimentos tienen una función de aprendizaje y descubrimiento de sabores. No obstante, rápidamente pasan a cumplir funciones nutricionales indispensables para el crecimiento, sin dejar de lado la leche materna, que podrá seguir consumiendo por un largo periodo. Poco a poco debemos lograr que nuestro bebé realice una alimentación lo más variada posible, incorporando distintos sabores, aromas y texturas a través de diferentes alimentos nutritivos.

Recomendaciones generales para introducir alimentos en la dieta de nuestro bebé:

  • La alimentación complementaria debe empezar siempre con pequeñas cantidades, aumentando a medida que el niño las acepte.
  • Los nuevos alimentos se deben introducir de uno en uno en pequeñas cantidades y no debemos introducir otro nuevo hasta que pase una semana.
  • Debemos prestar mucha atención a la calidad de los nutrientes de las comidas que tomen, optando por alimentos frescos como frutas y vegetales de temporada.
  • Conviene no excederse en proteínas, se aconseja que las cantidades no superen los 20-30 g de carne al día o bien 30-40 g de pescado así como utilizar otras fuentes proteicas como las legumbres.
  • No se debe añadir sal ni azúcar a los alimentos.
  • Se puede añadir un poco de aceite de oliva virgen para aumentar su valor nutricional y calórico.
  • También debemos prestar mucha atención a no dar alimentos que suelen causar alergia, especialmente leche de vaca y derivados, huevos, pescado, cacahuetes y fresas, entre otros.

¿Cuándo se recomienda empezar a complementar la dieta de la lactancia?

No todos los niños están preparados al mismo tiempo, por lo que sugerimos emplear el sentido común para introducir alimentos en el momento adecuado e intentar que el niño pueda mostrar interés por la comida a través del descubrimiento de diferentes sabores, diferentes texturas y así que el niño participe de forma activa. No conviene forzar y mucho menos imponer a un niño la ingesta de una cantidad de alimento.

¿En qué orden debemos introducir alimentos?

El orden de introducción de la alimentación complementaria no tiene porqué ser inamovible, es bueno adaptarlo a las peculiaridades de cada familia y de cada niño. No existe una regla fija y cualquier alimento puede darse en cualquier toma del día, por lo que ésto puede ser útil para adaptarlo a circunstancias propias de la familia o bien cuando la madre debe retomar su incorporación al mundo laboral.

Entre las recomendaciones generales que estén apoyadas por la evidencia científica, la OMS recomienda que los lactantes empiecen a recibir alimentos complementarios a los 6 meses, primero unas dos o tres veces al día entre los 6 y los 8 meses, y después, entre los 9 a 11 meses y los 12 a 24 meses, unas tres o cuatro veces al día, añadiéndoles aperitivos nutritivos una o dos veces al día, según se desee.

Tomémoslo como recomendación de salud pública mundial, ahora bien cada niño tiene sus propias necesidades, pretender que coma una cantidad determinada no siempre es lo más recomendable para fomentar hábitos saludables. Se debe empezar con pequeñas cantidades que irán aumentando a medida que el niño las acepte de buen grado.


Y recuerda que también puedes complementar la dieta de tu bebé con complementos alimenticios como Nutralactis Infantis, pensado para ayudar al crecimiento y desarrollo de nuestros bebés

¡Descúbrelo! 


Añadir nuevo comentario

HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <ul> <ol> <li>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.