Dieta saludable y rica en DHA durante el embarazo y lactancia

El embarazo es una de las etapas donde debemos prestar especial atención a nuestra dieta para intentar cubrir todos los requerimientos nutricionales necesarios para nosotras y nuestro bebé. En este período, está ampliamente reconocida la importancia del ácido fólico en la dieta desde antes de la concepción y últimamente seguro que has escuchado hablar del DHA. El DHA (siglas en inglés de ácido docosahexaenoico) es un ácido graso insaturado que últimamente suena mucho cuando se habla de nutrición y dietas saludables en períodos de embarazo y lactancia, ya que el DHA es un tipo de ácido graso Omega 3 que juega un papel muy relevante durante el embarazo.

¿Por qué los ácidos grasos como el DHA son tan importantes en el embarazo y lactancia?

Los ácidos grasos son las piezas principales con las que se construyen las membranas celulares, por lo que, como os podéis imaginar, son un elemento esencial en la formación del cerebro, sistema nervioso y sistema visual del feto y del bebé lactante. La importancia de asegurar un aporte diario cuando estás embarazada o en época de lactancia se debe, principalmente, a que es la madre la que se encarga de suministrárselo al bebé, primero a través de la placenta y después a través de la leche materna.

¿Cual es la cantidad recomendada de DHA durante el embarazo y lactancia?

Para favorecer un correcto crecimiento y desarrollo de tu bebé, te recomendamos que aportes cada día a tu dieta una dosis suficiente de DHA, ya que estas grasas buenas son un nutriente imprescindible para la vida y, como el organismo no puede sintetizarlos (de ahí que se llamen esenciales) tienen que ser aportadas a través de la dieta o como complementos alimenticios.

A medida que el embarazo avanza, se requiere un mayor aporte de estas unidades básicas. Es muy importante cubrir las necesidades de DHA durante todo el embarazo, especialmente durante el tercer trimestre que es cuando estos tejidos experimentan un período de crecimiento intenso y se produce un desarrollo significativo del cerebro. Fijaos si es importante el DHA que no sólo es el principal componente del cerebro sino que este ácido graso esencial constituye hasta un 97% de los ácidos grasos del cerebro y hasta un 93% de los de la retina.

La dosis recomendada por las autoridades sanitarias europeas (EFSA) para mujeres embarazadas y lactantes es de al menos 250 mg al día de Omega 3, de los cuales 200 mg deben ser de DHA.

Recomendaciones para una dieta saludable rica en DHA durante el embarazo y lactancia

A través de la alimentación, las fuentes principales están en el pescado azul pero tendríamos que comer grandes cantidades y esto conllevaría un riesgo en esta etapa. Las autoridades sanitarias recomiendan a las mujeres que quieren quedarse embarazadas, a las embarazadas y las que están en el periodo de lactancia, que no consuman pescados grasos con altos niveles de mercurio como el pez espada, tiburón y atún rojo sino más bien aquellas variedades con niveles más bajos como atún, salmón y abadejo. El problema está en que el pescado puede contener contaminantes potencialmente perjudiciales, como metales pesados (incluyendo el mercurio), dioxinas, y bifenilos policlorados (PCBs).

El mercurio es un metal pesado que puede provocar alteraciones en el desarrollo neural del feto y en niños de corta edad. La Agencia Española de Seguridad Alimentaria (AESAN) recomienda evitar su consumo a las mujeres gestantes y lactantes, con el fin de limitar esta exposición al mercurio, en la que madre e hijo son particularmente vulnerables.

De ahí que a las mujeres embarazadas o en fase de lactancia se les recomienda que el aporte de omega 3 sea a través de un complemento alimenticio rico en DHA que asegure las cantidades suficientes sin riesgos de contaminantes.

Sabemos que la alimentación de la madre influye en el contenido de DHA de la leche, por eso es muy importante garantizar que la ingesta de pescado azul sea segura. La leche materna tiene más DHA si la madre toma una dieta rica en DHA o lo suplementa.

Es muy importante que añadas una ingesta extra de DHA cada día a tu dieta y así asegurar el aporte de este nutriente esencial a tu bebé.

Para poder cubrir las cantidades de omega 3 DHA durante el embarazo y la lactancia, en Nutralactis hemos desarrollado Nutralactis Omega 3 que permite asegurar el aporte de este nutriente esencial a tu bebé.

Añadir nuevo comentario

HTML

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <ul> <ol> <li>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.